Centro De La Paternidad Subrogada
registrados
InicioPaternidad Subrogada GayHistorias De ExitoDVD La Getacion SubrogadaContáctenosMapa Del Sitio
 
  Bienvenidos Historia El Proceso de Gestación Subrogada Costos Estimados Lista Del Personal Aspectos Legales de la Gestación Subrogada El perfil de la típica madre subrogada Cartas de Madres Subrogadas Artículos DVD sobre la Gestación Subrogada Comparando Programas Parejas Internacionales Consultas por Skype Preguntas Frecuentes Solicitar Información
¿Se debe someter la gestación subrogada al pago de impuestos?
Por Holly Langdon
Centro De La Paternidad Subrogada
08/17/2010
Nada es seguro excepto los impuestos y la muerte. Así lo dice el viejo refrán y es muy cierto aún hoy en día. Se plantea la pregunta ¿Se debe someter la gestación subrogada al pago de impuestos? Un artículo escrito recientemente en una revista por Bridget J. Crawford, Profesora de Derecho en la Universidad Pace de Nueva York, sostiene que la gestación subrogada cae dentro del reino de los servicios tributables. Ella cita los precedentes que encuentran a la venta de fluidos corporales como tributables. El primero, Green v Commission (1980) determina que un contribuyente de impuestos quien ha vendido su plasma regularmente, estuvo en el “negocio” de hacerlo, y a pesar que ella tenía derecho de hacer deducciones de sus impuestos por los costos asociados con los depósitos del plasma, como kilometraje y abarrotes, ella aún estaba obligada a pagar impuestos del dinero que ganó de dichos depósitos. Una segunda decisión fue tomada por el Departamento de Tesorería el cual encontró que la venta de la leche de pecho también era tributable, ya que el contribuyente de impuestos estaba vendiendo “inventorio” (Brown, 2010; Servicio Interno de Impuestos Gen. Couns. Mem., 1975).

Existe una creencia que la gestación subrogada no debería ser sometida al pago de impuestos ya que la madre subrogada debe soportar el dolor y sufrimiento con el fin de poder llevar un embarazo para otra persona. La ley de ingresos fiscales de los Estados Unidos excluye de los ingresos brutos cualquier cantidad recibida por el contribuyente de impuestos a causa de lesiones físicas personales. Esto significa que la madre subrogada no pagaría impuestos por los honorarios recibidos porque el embarazo sería considerado una lesión física personal. El argumento en contra de esto, sin embargo, es que el embarazo subrogado no puede ser considerado una lesión física personal ya que la madre subrogada firmó contrato con los padres de intención para llevar el embarazo. Pero ¿qué pasaría si es que surgieran complicaciones del embarazo? Complicaciones como que la madre subrogada tuviera un aborto involuntario, o que tenga que pasar meses en descanso médico, o en el peor de los casos, que necesite una histerectomía lo que le impediría cargar a otro bebé, todos son posibles resultados de un embarazo. Cuando la madre subrogada firmó el contrato, estas posibles eventualidades fueron probablemente incluidas, pero lo más probable es que hayan sido descartadas como improbables. Por lo tanto es aceptable que el embarazo sea considerado una lesión personal ya que la madre subrogada está aceptando el hecho que podrían haber resultados extremadamente graves y está aceptando esa posibilidad.

El argumento de la Srta. Crawford continúa debatiendo su creencia de que imponer impuestos en la gestación subrogada legitimaría la práctica. Ella afirma que el impuesto aumentaría el bienestar de la mujer al hacerlo parte del diálogo público. “El traer la gestación subrogada fuera de las sombras y hacia la luz de la ley es un paso hacia el reconocimiento del valor del trabajo reproductivo…La ley fiscal y la aplicación de la ley fiscal relacionada con la gestación subrogada es una parte del progreso hacia la justicia para las mujeres…” (Crawford, 2010). En esta declaración es aparente que la Srta. Crawford cree que su argumento está ayudando a madres subrogadas y a las mujeres en general.

El imponer impuestos al proceso de la gestación subrogada podría ultimadamente afectar a todas las partes implicadas. Puede que las madres subrogadas no quieran someterse al proceso, por miedo a no recibir todo el dinero que deben ser pagadas ya que ahora tendrán que pagar impuestos en este dinero. Adicionalmente, ellas podrían tener opiniones éticas lo que causaría que no quieran pagarle al gobierno por algo que ellas hicieron con su cuerpo con intenciones altruistas. Los padres de intención pasarán tiempos difíciles también porque será necesario incrementar los honorarios de las madres subrogadas tomando en cuenta el monto que ellas tendrán que gastar en el impuesto. Esto a su vez podría convertirse en un costo prohibitivo para los padres de intención. Finalmente, afectará a agencias de gestación subrogada, porque podría dar lugar a que menos madres subrogadas y menos padres de intención trabajen con una agencia, escogiendo en su lugar hacer todo “debajo de la mesa” para evitar los impuestos. El someter al proceso de la gestación subrogada al pago de impuestos no es socialmente racional y no debe ser forzado.

Crawford, B. (2009). Taxing surrogacy.
Comptroller General of United States, General Accounting Office Report (1975, 4 November).
Green v Commissioner, 74 T.C. 1229, 1234 (1980).

<< Articluos
 
  Inicio  |  Paternidad Subrogada Gay  |  Historias De Exito  |  DVD La Getacion Subrogada  |  Contactenos  |  Mapa Del Sitio
  ©   Center for Surrogate Parenting, Inc.